Pasar al contenido principal

Tratamiento: CPAP, APAP y BPAP

La terapia con CPAP es un tratamiento bajo prescripción médica en el que el equipo de CPAP actúa enviando una presión positiva continua a las vías aéreas para mantenerlas abiertas y así evitar su colapso y los episodios de apnea. Impide el cierre de las vías respiratorias durante el sueño mediante el aumento de la presión de aire en la garganta.

El equipo entrega aire ambiente, a través de un circuito paciente conectado a una máscara que se fija con su arnés.

La terapia con CPAP es el método más eficaz para el tratamiento de pacientes con la apnea del sueño. Se utiliza sobre todo para los pacientes con apnea moderada o severa y son más eficaces cuando se usan cada noche sin interrupción.

Si bien se denomina genéricamente “terapia con CPAP”, existe una variedad de equipos médicos apropiados para llevar a cabo la misma:

  • CPAP: equipo que genera presión positiva continúa en la vía aérea. 
  • APAP: equipo que genera presión positiva variable en la vía aérea.
  • BPAP: equipo que genera dos niveles de presión en la vía aérea

El que se utilice uno u otro, la presión a aplicar y la mascarilla a utilizar, dependerá de las necesidades de cada paciente y se detallará en la prescripción que realice el médico.