Pasar al contenido principal

Equipos utilizados como fuente de oxígeno

 

Reservorio de O2 líquido

Si el paciente puede deambular la opción más adecuada es el oxígeno líquido con reservorios portátiles. *

Este sistema almacena oxígeno líquido y proporciona al paciente oxígeno gaseoso a un caudal entre 0,25 L/min. y 7 L/min.

Está constituido por dos elementos:

1. El reservorio con una capacidad de hasta 44 litros de oxígeno líquido (37.000 litros de oxígeno gaseoso). Este depósito asegura la provisión de un caudal de oxígeno para uso domiciliario así como el llenado de la mochila portátil. Un soporte con ruedas permite el desplazamiento del depósito.

2. El recipiente portátil (mochila) de hasta 1,2 litros de oxígeno líquido (1.000 litros de oxígeno gaseoso) facilita una total movilidad para uso ambulatorio, permitiendo una vida social más activa.

Este equipo requiere de aprovisionamiento regular de Oxígeno. La frecuencia de llenado del mismo dependerá de varios factores como flujo prescripto, cantidad de horas diarias de uso, frecuencia de llenado de mochila.

Ante cada recarga se entrega un documento con un número identificatorio, que certifica la realización de los análisis y garantiza la pureza del oxígeno medicinal envasado, otorgándole trazabilidad al producto.

Concentrador

Si el paciente no deambula y la autonomía de movimiento no supera los 15 metros, el sistema de oxigenoterapia ideal es el concentrador de oxígeno. *

Es un equipo que funciona a corriente eléctrica. Su principio de funcionamiento se basa en retener el Nitrógeno del aire ambiente proporcionando al paciente aire enriquecido en oxígeno.

A los habituales equipos que brindan hasta 5 L/min, VitalAire agrega concentradores de alto flujo, que brindan hasta 8 L/min, cubriendo una amplia gama de necesidades para uso domiciliario.

Concentrador portátil

Se trata de una interesante alternativa que brinda oxígeno a pacientes que deambulan, sin necesidad de aprovisionamiento de oxígeno por parte de VitalAire.

Su principio de funcionamiento es el mismo que el del concentrador fijo pero debido a su pequeño tamaño, bajo peso y multiplicidad de fuentes de energía (batería interna/12V/220V), es portable.

Con el fin de otorgar una mayor autonomía, estos equipos presentan una modalidad de entrega del oxígeno pulsátil (solo se libera el gas durante la inspiración). En esta modalidad la escala de uso no se mide en L/min. sino en pulsos, por lo que es fundamental que el médico prescriptor defina ambos parámetros (flujo a utilizar en el modo continuo y pulso a utilizar en el modo pulsátil)

Cilindro

Durante la etapa inicial de evaluación antes de la indicación definitiva, el 02 como gas comprimido puede ser una opción útil.  Es además un adecuado suplemento ante eventuales cortes de energía cuando éstos son fre­cuentes y los pacientes tienen hipoxemia muy severa.*

El Oxígeno gaseoso de calidad medicinal se provee en cilindros de color blanco, con un sistema regulador de presión y un caudalímetro que permite regular el flujo de oxígeno entre 0 y 15 l/min.

Cada cilindro posee una etiqueta con un número identificatorio, que certifica la realización de los análisis y garantiza la pureza del oxígeno medicinal envasado, otorgándole trazabilidad al producto.

*Consenso Argentino de Oxigenoterapia Domiciliaria. Rev. Medicina 1998. Vol. 58 N° 1.