Pasar al contenido principal

Medidas de seguridad para el uso del oxígeno

El oxígeno no es un combustible, pero activa la combustión de cualquier material inflamable (el oxígeno es un comburente).

Es por ello que las siguientes consignas deben cumplirse para realizar una oxigenoterapia segura:

  • No fumar en los lugares de uso y de almacenamiento de equipos de oxígeno.
  • No utilizar el equipo de oxígeno cerca de un punto de calor, llama o chispas,
  • Alejar las materias fácilmente inflamables de los equipos de oxígeno.
  • No aplicarse jamás un producto graso en presencia del oxígeno (pomadas, cremas, grasas, vaselina, etc.).
  • No engrasar ni lubricar el equipo de suministro de oxígeno.
  • Asegurarse de tener las manos limpias antes de manipular el equipo y sus accesorios.
  • No utilizar propulsores de aerosoles ni disolventes cerca del equipo, aún si no está en funcionamiento.