Pasar al contenido principal

Beneficios

Un uso del oxígeno que responda a la prescripción del médico permite reducir la disnea (dificultad respiratoria que se manifiesta por una falta de aire), lo cual se traduce automáticamente en una mejora del bienestar del paciente tanto a nivel físico como emocional.